FLASHES. Fotografía y memoria con Fundación Joan Miró

De la mano de la Fundación Joan Miró, hemos impulsado este proyecto, con la voluntad de ayudar y estimular a gente que padece Alzheimer, por medio de la fotografía. Dado el potencial de las imágenes, como realidad que estimula la memoria instantáneamente, remitiendo a un lugar o estado, persona, sentimiento o emoción de forma directa, y como lenguaje universal, que todo el mundo entiende e integra con facilidad, pudiendo fácilmente construir con ellos un diálogo y una práctica fotográfica interesante. En esta ocasión no hemos trabajado con sus imágenes de los álbumes familiares, sino que hemos utilizado fotografías de Joaquim Gomis, fotógrafo y amigo de Joan Miró, imágenes en este caso de carácter íntimo, familiar, de sus viajes, amigos, detalles de sus vidas, imágenes en cierto modo universales, con las que todos nos podemos sentir de una manera u otros identificados. La actividad constará de una visita corta a la exposición de fotografías de Joaquim Gomis en el vestíbulo de la Fundación, a partir de su visionado vamos al taller para hacer un trabajo con los participantes. El taller constará de dos partes, que se desarrollarán en dos espacios, para hacer unas tareas muy diferentes y  en cierto modo complementarias: A la entrada del espacio realizamos ”La imagen que habla”, donde los dejamos elegir una  de las imágenes de J. Gomis, y los pedimos que nos expliquen su experiencia, relación o recuerdo, a través de una imagen que no es suya, compartiendo esta vivencia con el grupo. Este proceso trata de hacer recordar situaciones vividas en el pasado, para hacer el recuerdo más resistente al olvido. La presencia de las emociones como refuerzo para el recuerdo. Parece que allá donde la memoria pierde su capacidad, las emociones se transforman en importantes refuerzos para reconstruir aquellas conexiones y vínculos “rescatables” con la identidad y la memoria. La memoria está cargada de fotografías, de imágenes fijas y de instantes precisos, que nos ayudan a retener o accionar los recuerdos. Grabamos los audios de cada cual en relación a la fotografía escogida. Por otro lado, al fondo, el otro grupo hace un trabajo de mesa: ”Reconstruimos las imágenes, recuperamos los recuerdos”, nuevamente a partir de imágenes del J. Gomis, trabajado el collage fotográfico, deconstruyendo las fotografías para volverlas a construir a su manera, creando una composición libre, recomponiendo imágenes y  llevándolas a su propia experiencia. Les planteamos algunas cuestiones para iniciar el trabajo: ¿Qué explican de nosotros? ¿Qué nos dicen del mundo? ¿Nos gustan? ¿O no? ¿Nos interesan? ¿Las leemos? ¿Las entendemos? ¿Las transformamos? ¿Construimos nuestra imagen? Veamos algunas imágenes de ”Reconstruimos las imágenes, recuperamos los recuerdos”: Intercambiamos los grupos de espacio y hacemos un cambio de la actividad para que todos hagan las dos. Audios de “La imagen que habla”: Jordi ha escogido la imagen de Joaquim Gomis en la que vemos Barcelona, el Paseo de Gracia, La Pedrera, para explicar como, cuando tenía cinco años, se fue con su familia de su ciudad, para ir a vivir a un mundo bien distinto como era África.     Emília ha elegido esta imagen de una casa de campo, que le recordaba a la masía donde su marido y ella pasaron las vacaciones durante su juventud.   Toni ha elegido la fotografía de un grupo de escolares, y a partir de esta, nos explica su propia experiencia en sus años como estudiante.   Teresa ha elegido esta imagen de dos hermanas el día de su comunión