Date:julio 06, 2017

FOTOSECUENCIAS: IMÁGENES Y VIAJES.

Oleguer Junyent (Barcelona, 1876-1956). Pintor, escenógrafo, decorador, coleccionista, antiquario, fotógrafo amateur y apasionado de los viajes, es conocido popularmente por la vuelta al mundo que emprendió el 1908 y por la narración ilustrada de este viaje, que bajo el título “Roda al món i torna al Born”, se publicó dos años más tarde.

La singular personalidad de Junyent, ha hecho posible que se haya podido estudiar y divulgar facetas diversas de este personaje imprescindible de la cultura barcelonesa de la primera mitad del siglo XX.

El Archivo Fotográfico de Barcelona es depositario de casi dos mil quinientas fotografías hechas por Junyent, que son muy representativas de la fotografía amateur de principios del siglo XX. La colección nos permite descubrir el interés de Junyent por la fotografía estereoscópica y por los autocromos, técnicas innovadoras de la época, y muy empleadas por esta nueva categoría de artistas, que encuentran en la fotografía un instrumento para la creación, el conocimiento y el ocio.

La exposición se centra en las fotografías que Oleguer Junyent realizó en su vuelta al mundo, en 1908. Imágenes estereoscópicas, a menudo inéditas, que ilustran muy bien su vertiente de fotógrafo amateur, más allá del libro que se publicó en su momento. Esta exposición en el Archivo fotográfico de Barcelona ha sido el hilo conductor de nuestra semana de trabajo: ”Imágenes y viajes. Un viaje fotográfico por el barrio de la Ribera.”

Imágenes y viajes ha sido la propuesta para nuestro casal de verano del 2017, en el Archivo Fotográfico de Barcelona, en el barrio de la Ribera, dirigido a niños y niñas de 10 a 16 años, donde hemos estado tres fotógrafas trabajando con ellos, para darles una atención individualizada durante todo el proceso.

Partiendo de la magnífica exposición relativa al viaje: ”Oleguer Junyent. Fotógrafo. Roda al món i torna al Born”, desarrollamos la dinámica de trabajo, que empezaba cada mañana en el Archivo, donde nos encontrábamos para hacer una pequeña introducción teórico-participativa sobre la que trabajaríamos aquella jornada, para después salir a la calle a tomar fotografías, y volver de nuevo al Archivo a imprimir las copias y hacer un debate sobre el trabajo realizado.

Los participantes eran veinte niños y niñas divididos en seis grupos, cada uno eligió un hilo conductor, un tema, que seguiría durante la semana en su particular viaje por el barrio. Previamente se hizo un debate por grupos, para definir el concepto que trabajarían: el retrato, los colores, la gente y el barrio, las formas geométricas … fueron algunos de los escogidos.

Pensar la fotografía, observar, elegir,  la luz y los elementos compositivos de la imagen, han sido algunos de los aspectos que hemos trabajado en profundidad durante esta semana, en definitiva, explicar cosas con las fotografías,  narrar historias, y sobre todo, que tuvieran una buena experiencia y se lo pasaran bien haciendo fotografías.